Tipos de créditos personales

El mercado financiero actual nos propone diferentes tipos de créditos personales. Cada uno de ellos posee un monto disponible básico o tope y un plazo diferente de devolución. Muchos de ellos incluso exigen bienes como garantías.

Entre los principales tipos de créditos personales se encuentran los créditos al consumo, créditos rápidos, créditos personales con garantía y créditos personales a través de tarjetas de crédito.

Independientemente del tipo de crédito que más se ajuste a nuestra necesidad, el objetivo común de todos ellos es estimular la producción, capitalización y ahorro.

Tipos de Créditos Personales en Argentina

Créditos al consumo

  • Los créditos personales tienen la particularidad de que son otorgados por entidades financieras o bancos sin intervenir en la inversión del capital.
  • El usuario puede disponer libremente del mismo, sin control alguno de la entidad financiera o banco que le otorgó el crédito.
  • Este tipo de crédito personal es llamado Crédito al consumo, justamente porque facilita al usuario comprar lo que desee o necesite en ese momento. Como por ejemplo, un coche, una moto, muebles, electrodomésticos, etc.
Ejemplos de créditos al consumo:

Créditos rápidos

  • Al igual que los créditos al consumo, los rápidos también están vinculados con la compra de un producto, aunque en este caso tienden a ser de menor costo o intangibles como un viaje, por ejemplo.
  • Todos los tipos de créditos personales están vinculados a un banco, o una entidad financiera. Los que se encuentran vinculados a un banco generalmente poseen menos interés al momento de su devolución.
Ejemplos de préstamos rápidos:

Créditos con garantía

  • Algunas entidades ofrecen préstamos personales sólo en el caso de que el usuario pueda cumplir con el requisito de garantizar el pago del mismo con algún bien.
  • Este tipo de crédito personal es el que tradicionalmente se conoce como empeños.

Crédito a través de una Tarjeta de Crédito

  • Los bancos también ofrecen créditos personales a través de las tarjetas de crédito. Los intereses de este tipo de préstamos suelen ser bastante altos. Pero son fáciles de conseguir y las hay de muchos tipos y diferentes condiciones.
  • Las personas que pueden acceder a estos tipos de créditos personales son aquellas que pueden demostrar capacidad de pago. El monto del crédito depende de los ingresos que el solicitante demuestre.