¿Qué tipos de tasa de interés hay en Argentina?

Todos los préstamos y créditos tienen una tasa de interés. Ese es el precio que pagamos los clientes por disponer del dinero que nos presta el banco.

Y esa es la ganancia que se lleva el banco por brindarnos ese servicio. Ese es el funcionamiento básico de los préstamos y créditos en Argentina y en el resto del mundo desde que se inventaron estas herramientas de financiación.

Pero al momento de leer las características de cada crédito nos toparemos con expresiones que pueden sonarnos extrañas, pero que, en realidad, son solamente terminologías que refieren a cosas sencillas.

Tasa de interés Fija y Tasa de interés variable

Una diferencia importante es la relativa a la tasa de interés fija o variable. La tasa de interés fija es aquella que se mantiene igual durante la vigencia del préstamo.

No cambia la tasa de interés y, por lo tanto, el valor de la cuota será el mismo en todo momento. La tasa de interés variable, naturalmente, es aquella que varía durante el lapso de financiación del crédito. La variación puede darse a la suba o a la baja, según el sistema de amortización que tenga el crédito en cuestión. Pero si el crédito que solicitas tiene ese tipo de tasa, consultá por más información al banco, para tener claro conocimiento de cómo funcionará en tu caso particular.

Hay créditos que combinan la tasa fija con la variable. Por un tiempo, generalmente al principio, la tasa es fija, y después comienza a variar.

Otra tasa importante es la Tasa Nominal Anual, que es la tasa de interés expresada en términos anuales. El valor de esta tasa es importante, porque forma parte del Costo Financiero Total (CFT) que, además del porcentaje del interés anual, suma los gastos e impuestos fijos o periódicos, que es lo que en definitiva te dará la pauta de cuánto terminarás pagando por el crédito que solicitaste.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*