Préstamos para jubilados y pensionados en Argentina

¿Cuáles son las diferencias entre los créditos para jubilados y los créditos para trabajadores activos?

Esa pregunta suele escucharse muy seguido y es una lástima que nuestra sociedad separe a las personas en dos categorías diferenciadas: las que están en “actividad” y las que ya no. Esa distancia se hace evidente en el mercado en general –y no solo en el de préstamos.

Llega una edad en la que las empresas dejan de prestarles atención a los argentinos que más trabajaron por su país y que ahora tienen el derecho a descansar.

Las empresas y bancos parecen haberse obsesionado con la eterna juventud, y las personas mayores van siendo dejadas de lado en silencio. Entonces, además de que por razones naturales de edad suele dificultarse su acceso a cosas elementales, también las instituciones financieras empiezan a cerrarles las puertas. Pero por suerte no todo está perdido y es posible encontrar préstamos y créditos para jubilados y pensionados en Argentina.

Pequeñas diferencias…

En realidad, las diferencias entre los préstamos para población activa y pasiva en general no son tantas. Pero en cuanto a los requisitos, sí las hay. Por lo general suelen ser menores los ingresos mínimos requeridos a jubilados que los exigidos a trabajadores activos.

Pero algo muy importante es la edad máxima, que varía de acuerdo con el banco. En algunos la edad máxima es de 60 años, pero en otros de 65, 70, 75 o hasta 80 años. Sin embargo, la edad máxima suele medirse de dos maneras. Una es la edad máxima al momento de solicitar el crédito, y otra es la edad máxima al momento de terminar de pagarlo. Por ejemplo, algunos bancos exigen una edad máxima límite de 70 años al momento de pedir el préstamo, pero una edad máxima de 80 al momento de pagarlo. Otros de 80 cuando se lo solicita, y de 90 al cancelarlo.

Entonces, al momento de elegir el mejor crédito para jubilados y pensionados en Argentina, lo más aconsejable es detenerse y elegir aquel banco que le brinde un crédito que ampare su situación etaria.

2 Comments

    • ¡Hola!

      Gracias por escribirnos.

      Para solicitar un préstamo mediante Rápido y Fácil solo necesitás contar con un comprobante de ingresos, tanto si sos un trabajador dependiente, monotributista, jubilado o pensionado. Al completar el formulario haremos un pre-análisis de tu perfil crediticio y te mostraremos las mejores opciones acordes a tu perfil.

      La solicitud de crédito en Rápido y Fácil es gratuita y puede hacerse cada 30 días. Es importante tener en cuenta que al enviar tu solicitud a través de Rápido y Fácil no generás ningún compromiso con el banco o financiera.

      Las dudas adicionales que puedas tener (requisitos, cuotas, monto, lugares de pago y de retiro, entre otras) las podrás consultar con el banco y financiera que te contacten luego de realizada tu solicitud.

      ¡No dudes! Completá el formulario y encontrá la mejor oferta crediticia acorde a tu perfil y ubicación aquí:

      Completá el formulario aquí

      ¡Mucha suerte!
      Esperamos haber podido ayudarte.
      Un saludo,
      Atención al cliente y Soporte de Rápido y Fácil

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*