Opciones de financiación personal en Argentina

Pedir un crédito es muy sencillo. Pero antes de solicitar un crédito es necesario conocer qué estamos necesitando, cuándo queremos pagarlo y cómo queremos pagarlo. Muchas veces el verbo no es “queremos” sino “podemos”, y eso también es importante.

Por eso, si lo que estás buscando es un crédito personal que se adapte a tus necesidades, tenés que saber de antemano qué tipo de crédito preferís para tu situación actual.

En primer lugar está el crédito personal clásico, también llamado crédito de consumo o crédito de libre inversión, con el cual se puede financiar la compra de cualquier tipo de bien o servicio. Se llama “libre”, justamente porque el destino del préstamo no está estipulado por el banco, sino que cada cliente le da el fin que desee. Por lo general se emplea para financiar viajes, compras de bienes para el hogar, pago de servicios, financiación de educación y salud, etc. Este crédito de consumo tiene pocos requisitos, sobre todo si el monto solicitado es bajo.

Por otra parte, están los créditos por descuento de haberes, que son los preferidos de quienes buscan la dosis justa de seguridad, tranquilidad y comodidad. Este crédito tiene la ventaja de que la cuota mensual se paga automáticamente a través de tu salario. Cada mes, del monto de tu sueldo se descuenta el valor de la cuota, de modo tal que no tienes que preocuparte por pagos o vencimientos.

Además de estos créditos, en Argentina las personas pueden acceder a créditos de destino fijo, tales como créditos hipotecarios o créditos prendarios para la compra de automóviles. Así que si lo que necesitás es dinero ya para cumplir cualquiera de estos deseos y proyectos, las opciones sobran, y seguramente escojas la que más se adapte a tu preferencia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*