¿Qué son los Créditos Rápidos?

Los créditos rápidos pertenecen a los Préstamos de Consumo. Son una solución para aquellas personas que necesiten una cantidad de dinero de manera urgente.

Ya sea para saldar una deuda, pagar por una urgencia médica, arreglar el coche o la compra de algún electrodoméstico, la característica principal de los créditos rápidos es que se otorgan en el acto, con mínimos requisitos, pero a cambio de condiciones muy desfavorables en el pago, es decir, con una tasa de interés muy alta.

Las tasas de interés de los créditos rápidos que ofrecen estas entidades pueden llegar a ser más altas de las tasas ofrecidas por los Bancos. Por esa razón, aunque los créditos rápidos aparentemente sean muy convenientes es mejor evitarlos. Si bien, los créditos rápidos se obtienen al instante y a sola firma, esconden un alto costo de devolución.

Los plazos máximos para devolver los créditos rápidos varían de 6 a 36 meses como máximo. Las cuotas pueden ser fijas o variables aunque generalmente son fijas y en pesos.

El dinero de los créditos rápidos puede ser utilizado para cualquier propósito y no hay que demostrar su uso.

Pedí un crédito rápido

El proceso de solicitud de un crédito es muy sencillo. Se puede llevar a cabo a través de Internet completando este formulario online.

Si los datos que proporcionas en el formulario están en regla, tenés muy buenas chances de estar autorizado a recibir un crédito y el dinero será depositado en tu cuenta en menos de 48 horas, o tal vez lo puedas retirar en 24 horas en una de las agencias.

Requisitos

Generalmente las entidades financieras que otorgan créditos rápidos solicitan los siguientes requisitos fundamentales:

  • DNI
  • Últimos tres Recibos de Sueldo
  • Un Servicio o Impuesto a su Nombre
  • Además, el sueldo actual debe superar los $1.500 pesos
  • Antigüedad mínima en el empleo actual debe ser mayor a 12 meses.

Un crédito por urgencia

Cuando se necesita dinero urgente, quizás se vea como la mejor opción obtenerlo por medio de créditos rápidos personales online. Pero lo más recomendable es no dejarse guiar por la tasa de interés mensual sino el CFT (Costo Financiero Total). Con esta cifra podremos comparar unos créditos rápidos con otros y elegir el que más nos convenga.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*