Cómo y dónde te conviene invertir

Invertir es separar una porción de tus ingresos con el objetivo de aumentar el monto inicial de dinero.

Para realizar una inversión necesariamente debés contar con un dinero extra, que será el que inviertas. Generalmente este dinero extra proviene de tus ahorros. Primero tenés que ahorrar, para después poder invertir.

Qué considerar para invertir

Lo importante cuando invertís es aumentar tus bienes, o sea hacer crecer tu patrimonio. A la hora de invertir tenés que tomar en consideración el rendimiento, el riesgo y el plazo.

  • El rendimiento es la ganancia que genera el dinero que invertís. Generalmente se calcula en porcetaje, a partir de la inversión de dinero realizada.
  • El riesgo es la posibilidad o no de obtener efectivamente esa ganancia. Es importante conocer el riesgo de tus inversiones, porque si este es muy alto puede que en lugar de ganar dinero termines perdiéndolo. Por lo general, las inversiones que requieren un mayor riesgo traen asociadas mayores ganancias, pero evaluá bien cada propuesta.
  • El plazo es el tiempo que te va a llevar obtener las ganancias.

Cuando se comienza una inversión las primeras ganancias son pequeñas, pero cuando continuás invirtiendo y reinvirtiendo cada vez vas obteniendo más y mejores ganancias que las sumás a tus ahorros.

Es importante que tus inversiones sean constantes y periódicas, de esta forma te asegurás aumentar tus ganancias de forma sostenida a lo largo del tiempo.

Cómo invertir tu dinero

Existen distintas entidades en las cuales podés invertir tu dinero. Algunas tienen mayores ventajas y menores ganancias económicas, mientras otras tienen mayores riesgos y mejores ganancias.

  • El banco, en el banco podés invertir tus ahorros y obtener un rendimiento por los mismos. Sin embargo, por lo general las ganancias que tendrás son muy bajas y en ocasiones no alcanzan ni siquiera a cubrir la inflación.
  •  La bolsa, comprar acciones en la bolsa es una forma de invertir tu dinero. Pero, el riesgo que corrés es mayor que en un banco. En el peor de los casos puede que las acciones en las que has invertido se desvaloricen y pierdas dinero; o el plazo para recuperarlo sea muy largo.
  • Fondos de inversión, estos son gestoras que se encargan de invertir el dinero de varias personas o empresas inversoras en un portafolio de inversiones (ya sea bonos, propiedades, acciones, etc.) y cobran una comisión por dicha labor.
  • Propiedades, también podés invertir a través de la compra de propiedades, ya sea para revender o alquilar. Pero en este tipo de inversión el riesgo puede ser alto y el plazo de devolución muy largo.

También es recomendable que no inviertas todo tu dinero en un mismo lugar, de esta forma te asegurás de tener ganancias en distintos plazos y con distintos rendimientos. Lo mejor es invertir en varios lugares con riesgos no muy altos y hacerlo de forma regular, para cobrar tus ganancias de forma regular también.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*