Cómo NO pedir un crédito personal

Está lleno de artículos y de consejos sobre cómo pedir un crédito personal, pero son pocos los que te dicen francamente qué es lo que NO tenés que hacer jamás cuando pedís un préstamo.

Básicamente, estas son las reglas que tenes que respetar a la hora de pedir un préstamo financiero:

Nunca solicites un crédito personal así:

1. Tomar el primer crédito con el que te cruzás

Viste una oferta, te sedujo, lo pediste y te lo dieron. ¿Pero no se te ocurrió buscar otra opción primero? En materia de créditos, el que compara siempre gana.

2. Apurarte en tomar la decisión

No te dejes apurar. Los bancos y financieras juegan con nuestra necesidad. Saben que necesitás el dinero y, una vez que te aprueban el préstamo, te presionan para que retires el dinero cuanto antes. Pero el que manda sos vos.

3. Pensar que todos los créditos son iguales

Esto es un NO enorme. No sólo son diferentes los créditos que te ofrecen las diferentes empresas y bancos; sino que también son diferentes los productos que un mismo banco te ofrece. Por eso,  antes de retirar el dinero, preguntate si es realmente el mejor tipo de crédito para tu situación.

4. Usar el dinero como si fuera “dinero extra”

Un crédito no es dinero extra. Es dinero con el que disponés cuando te lo dan, con la condición de que lo devuelvas a lo largo de varios meses con un interés.  Así que si sacás un préstamo, tenés que pensar cómo vas a hacer para hacerle un “hueco” en tu presupuesto mensual para pagar las cuotas.

5. No calcular el monto de la cuota mensual

No basta con informarte sobre tasas de interés y costos adicionales. Ni dejes que te vendan espejitos de colores con promociones fantásticas. Exigí siempre que te digan cuál será el valor de la cuota mes a mes. Eso es, en definitiva, lo que te afectará en la vida diaria y es, por eso, fundamental para la salud de tu bolsillo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*